concepfrabur@yahoo.es

Tel: 947 203 438

Pº de los Pisones, 52 - (09001) Burgos

Concepcionistas Franciscanas de Burgos

¡Ven Espíritu Santo!

Ven como lluvia mansa a refrescar mi interior, para que no me queme y me enferme a causa de las tensiones de la vida. Ven como brisa tibia que acaricia y devuelve la calma, ven como música suave que me relaja por dentro, ven como amor y ternura que me ayuda a comprender a los demás.

Ayúdame a usar mis energías para cosas buenas, porque no quiero desgastarme en lamentos y angustias sin sentido.

¡Ven Espíritu de armonía y de serenidad!.

Ven, para que siempre elija el amor, el diálogo y la amistad.

Ven, para que sepa reaccionar con amor, para que pueda vencer el mal con el bien. Porque el amor es siempre el mejor camino.

¡Ven Espíritu Santo!

Haz que me deje tocar por ti, para que hagas maravillas en mi vida.

Admiro la historia de los santos, esos que se pusieron a tiro del AMOR, viendo que se me dan las mismas posibilidades que a ellos y me hace descubrir un reflejo de la inmensa ternura de Dios, haciéndome sentir la caricia de su amor: “Yo estoy a tu lado, yo no te abandono, yo te quiero».

Y me pregunto: ¿Qué querrá hacer de mí el Espíritu Santo? No, no hay que repetir lo que hicieron nuestros santos queridos. Cada uno llega a ser santo de un modo particular, porque Dios nos ha hecho distintos, y el Espíritu Santo quiere poner en mi vida un reflejo de Jesús que no había puesto en los demás.

¡Ojalá sepamos entregarnos!, sepamos dejarnos en el Espíritu Santo para que haga su obra.

“Los exhorto, hermanos, por la misericordia de Dios, que ofrezcan vuestros cuerpos como una víctima viva, santa, agradable a Dios: tal será vuestro culto espiritual.” (Romanos 12,1).

 

Comments are closed.