Noticias y novedades de las Concepcionistas Franciscanas de Burgos

EL NACIMIENTO DE JESUS EN BELÉN

25/12/2017

 

Continúa :“Unos pastores, que pasaban la noche al aire libre velando por turno su rebaño, de repente un ángel les dijo, no temáis, os anuncio una gran noticia que será de gran alegría para todo el pueblo, hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal, encontrareis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. De pronto una legión del ejército celestial, decía gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad” (Lc. 2, 8-14).

San Mateo escribe: “Habiendo nacido Jesús en Belén en tiempos del rey Herodes, nos magos de Oriente llegaron a Jerusalén preguntando ¿dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer, porque hemos visto su estrella en Oriente y venimos a adorarle. El rey Herodes al oír esto, se turba y con él toda Jerusalén. Reúne a todos los príncipes del sacerdocio y a los escribas del pueblo preguntándoles dónde podía nacer el Mesías. Ellos le contestan en Belén de Judá, pues así está escrito. Los magos, guiados de nuevo por la estrella, caminan hasta pararse sobre el lugar donde estaba el niño. Entran en la casa, y ven al niño con María, su madre. De hinojos le adoran, y abriendo sus cofres le ofrecen los dones de oro, incienso y mira. Advertidos en sueños de no volver junto a Herodes, regresan a su tierra por otro camino” (Mt. 2, 7-12).

La piedad y la cultura tradicional cristiana ha expresará de diversas formas y maneras el misterio del nacimiento del niño de Jesús en Belén. San Francisco de Asís fue el iniciador de esta hermosa costumbre cristiana representando el primer Belén viviente, en Greccio, Italia, en 1223. Desde entonces, las parroquias, monasterios, conventos y familias cristianas de este mundo lo representan en sus iglesias y viviendas por medio de figuras del niño Jesús, de su madre María, de su padre legal José, de ángeles, de pastores, de reyes magos y de animales, entre ellos el buey y asno, llenas de encanto.

 

 

<< Volver atrás