Noticias y novedades de las Concepcionistas Franciscanas de Burgos

Tiempo de Adviento

02/11/2017

 

Con el primer domingo de adviento, la Iglesia comienza un nuevo Año Litúrgico. Un nuevo camino de fe, para vivir juntos en las comunidades cristianas y recorrer dentro de la historia del mundo, para abrirla al misterio de Dios, a la salvación que viene de su amor y nos la regala. El Año litúrgico, comienza con el tiempo de adviento: un tiempo en que se despierta en los corazones la espera del retorno de Cristo y la memoria de su primera venida, cuando se despojó de su gloria divina para asumir nuestra carne mortal (Benedicto XVI) Por lo tanto iniciar un año litúrgico debe suponer un reto en orden a unirnos más profundamente al misterio de Cristo y asimilarlo con nuevo entusiasmo y fe, en obras sinceras. El adviento es un periodo de preparación a la venida del Señor en la Navidad.

     En este primer domingo  destaca el matiz de la venida del Señor y nos recuerda la necesidad de estar vigilantes, porque no sabemos cuándo tendrá lugar. A todos se los manda estar preparados para recibir al Señor cuando llegue, porque no sabemos el día ni la hora; por lo tanto: ¡ Velad ! Es una exhortación que nos recuerda que la vida no tiene solo la dimensión terrena, sino que está proyectada hacia un "más allá" por lo que a cada uno se nos preguntará de cómo ha vivido, de cómo ha utilizado sus propias capacidades.

       En la situación de espera pueden surgir dificultadas.  Por eso necesitamos la gracia del Señor porque sabemos que él nos mantendrá firmes hasta el final. 

 

<< Volver atrás