Santa Beatriz de Silva dio origen en Toledo a una nueva familia religiosa

FUNDACIÓN Y PRIMEROS AÑOS

En el año 1526 se fundó nuestro Monasterio en Santa Gadea del Cid (Burgos). Fueron los fundadores: D. Antonio de Padilla y Maria Manrique (Adelantados de Castilla). En este primer Monasterio debido a los inconvenientes y poquedades del país no pudieron vivir las religiosas mas que 63 años.

En 1589, la Comunidad se trasladó a Burgos, capital, y alquilaron una casa en la calle de La Puebla, junto al Arco de San Juan y en dicha casa estuvieron dos años.

Seguidamente compraron unas casas en Plaza de Vega y allí vinieron a vivir la Abadesa Doña Casilda de Padilla con treinta y siete religiosas.


ULTIMO Y DEFINITIVO TRASLADO

En 1941, la Comunidad por motivos de urbanización se trasladó al nuevo Monasterio, el 18 de agosto de dicho año. Como queda dicho, al Pº de los Pisones 52, donde permanecemos.

Los institutos dedicados por entero a la contemplación, por mucho que urja la necesidad del apostolado activo, siguen siempre ocupando un lugar preclaro en el Cuerpo Místico de Cristo, en el que todos los miembros no tienen la misma función (Rom. 12, 4). Pues ellos ofrecen a Dios un eximio sacrificio de alabanza, ilustran al pueblo de Dios con frutos ubérrimos de santidad, lo arrastran con su ejemplo y lo dilatan con una misteriosa fecundidad apostólica. De esta forma son gala de la Iglesia y manantial de gracias celestiales (Perfectae Caritatis 7)